Registrarme
Entrevistas | Vie, 18 de Nov de 2016

`Tratamos de movilizar a quien nos escucha´

 

“Nunca nos asentamos en determinada tribu o movida particular. Siempre vimos con cierta maravilla cómo se acercaba un pibe de 15 y un tipo de 50 años a nuestros conciertos. Eso hizo que no trabajemos en función de un púbico determinado. Lo hacemos en pos de que quién escuche se movilice y no en agradarle a una persona en particular”, asentó Gustavo “Fosforo” García, bajista de Pez.

Hablar de una banda como Pez es interesante por lo que menciona su miembro más estable desde 1996 (luego de Ariel Minimal, claro está). Así como lo es su público, lo es su música: heterogénea. Sus composiciones atraviesan todos los estilos Sus seguidores más fieles saben a lo que nos referimos. El rock experimental, rabioso, viajero, culto y  hasta rebelde (su versión punk) hacen que estemos hablando de una banda enorme y fundacional. 

Comenzaron siendo un trío al que devino en cuarteto y hasta quinteto. Hoy por hoy volvieron a ser cuarteto: Minimal en voz y guitarra, Fósforo García en bajo, Franco Salvador en batería y coros y la flamante incorporación de un talentoso como Juan Ravioli en teclados y sintetizadores.

Vienen de presentar un disco como “Rock nacional”. Un material que se aleja de lo que sus seguidores esperaban pero que es un material propio de Pez: lejos de la volatilidad de las grandes composiciones, se destaca con un sonido más refinado, cálido y atrapante. “Cada disco responde a su momento particular”, aseguró su bajista. Si se considera el contexto en que fue grabado (una etapa de transición de mando presidencial), es posible entender temas como “Calabacita” o su arte de tapa. Pero esto es una mera coincidencia. “No buscamos convencer a nadie”, reflexionó García.

Volviendo al plano musical agregó que “nunca nos asentamos en determinada tribu o movida particular”, razón por la cual les permite tocar lo que sienten sin necesidad de ir tras los deseos de determinado público.

Pez terminó su etapa de presentación de “Rock Nacional” y está despidiendo el año repasando lo mejor de su discografía. Entre sus otras novedades se destacan que ya están en planes de grabar un nuevo material y de reactivar el siempre recordado Festi-Pez.  En dialogo con RosarioRock.com, el bajista reflexionó sobre los aconteceres de la banda, sobre lo que significó componer su último material, su viaje por México, el rol de los artistas y, por supuesto, de lo que fue su segunda visita a Rosario del año elviernes 18 de noviembre en Pugliese.

¿En qué momento, desde lo musical, se encuentra Pez?
Como siempre, tocando por todos lados. Este año nos dedicamos a presentar el último disco, “Rock Nacional”, y esta última parte nos estamos adentrando a trabajar en lo que será nuestro próximo disco nuevo.

¿Quedaron conformes con el trabajo?
Si, muy conformes. Estuvieron bien las presentaciones pero ahora estamos en otro plan con respecto al disco. Quiero decir que incorporamos parte de esas canciones a los set lits que solemos armar cuando estamos tocando. La parte de la presentación completa ya pasó.

¿Les pasa seguido que una vez que editan un material, sin mediar mucho tiempo, ya piensan en el próximo material discográfico?
Somos gente que se aburre de sí misma (risas). Entonces estamos todo el tiempo trabajando en otra cosa. Tampoco es que nos ponemos de inmediato pero lo vamos trabajando de a poco.

¿En lo personal que es lo que más disfrutas: el momento compositivo o entrar a grabar? Digo porque es muy común que los músicos, una vez grabado el disco, nunca más vuelven a escuchar su propio trabajo.
Sí, tal cual. Es que lo escuchas tanto en la mezcla que te cansas. Creo que lo más divertido es el proceso de armar. El trabajo de la sala de ensayo también es más divertido.

¿Tienen algún método en particular a la hora de componer?
No hay un método. Lo hacemos como podemos, no existe un único método. Cada disco salió de una forma muy distinta entre sí. Siempre obedecen al momento específico de la banda.

¿A qué se debe el nombre del último disco (Rock nacional)?
Tan solo a un momento que es el cual fue concebido, a una cuestión de fin de ciclo general en el país. Fue una forma de conectarlo con el momento del cual nosotros dimos con el concepto “rock nacional”, que tenía que ver con el fin de la dictadura y la guerra de Malvinas, salvando las distancias, claro está. En el momento que lo estábamos viviendo, considerábamos que era un fin de ciclo.

Por eso la incorporación de “Calabacita”.
Sí, todo en simultáneo. Esa se compuso unos días antes de terminar el disco y del 10 de diciembre. Fue una coincidencia porque entramos a grabarlo el 6 de diciembre y justo se dio. En dos o tres días lo terminamos (de grabar) en el estudio.

¿Y arte de tapa a que hace referencia? (es una ilustración de una manifestación frente a la policía dispuesta a la represión)
Por lo mismo que te decía antes. En un momento apareció la idea, que la teníamos en mente años atrás, de trabajar con algo que tenga que ver con la historieta. Mi suegro lo hizo, es dibujante, es un clásico con la historieta. Viendo lo que se venía, incluso a pocos días después del 10/12 se reprimió una manifestación de trabajadores (en La Plata), creímos que estaba bueno ilustrarlo así.

Con ustedes pasa que son conscientes de los contextos políticos, sociales y económicos que nos tocan vivir, no son ajenos a esas cuestiones. ¿Cómo los repercute a la hora de componer?
La realidad nos atraviesa de forma contundente día a día. En octubre del año pasado hicimos una gira por México y vimos un poco la realidad mexicana. Ahí, te aseguro, vimos lo que se venía. Sueldos de 120 dólares y cómo quedaron los mexicanos en cuanto al consumo cultural. No tienen la posibilidad de acceder a la cultura (a través de los medios) porque están en un estado de subsistencia. Y vemos que estamos yendo hacia eso. Esperemos que no pero da la sensación que vamos por ahí.

¿Qué fue lo que más te impactó? Además de lo mencionado que no es menor.
Que no hay clases medias casi. Hay miles de barrios como los de San Isidro donde vez que hay tanques que los custodian. Es impresionante.

¿Y que rol crees rol debe tener un artista a la hora de posicionarse ante una realidad así?
Cada quien, no solo el artista, ve lo que puede de la realidad. Cada persona o individuo ve por lo que tiene acceso y lo conecta con lo que puede de esa realidad. Luego, en tanto artista, tratar de ser consecuente con lo que uno ve y listo. Tampoco estamos para convencer a nadie. Estamos hablando de los que nos atraviesa, solo eso. No creemos tener un rol de comunicar ni de determinada militancia. Eso lo tenemos día a día en actos mínimos o modos de trabajo. Solo hay que tratar de ser coherente con lo que uno hace y con la forma. Sucede mucho que (muchos) se manejan con un discurso y después actúan de manera contraria. Lo nuestro es tratar de ser coherente con eso solamente.

¿Te sorprende el nivel de heterogeneidad del público que sigue a Pez?
Nunca tuvimos un público homogéneo y creo que está bueno. Desde que teníamos 15 seguidores incluso. Nunca nos asentamos en determinada tribu o movida particular. Siempre vimos con cierta maravilla cómo se acercaba un pibe de 15 y un tipo de 50 años. Eso hizo que no trabajemos en función de un púbico determinado. Lo hacemos en pos de que quién escuche se movilice y no en agradarle a una persona en particular. A todos les pasa algo distinto.

Hace desde el 96 que sos el integrante más estable de Pez. ¿Podrías elegir algo así como el mejor momento de la banda? Alguna vez mencionaste que la era de “Nuevas eras, viejas mañas”.
La verdad no tengo un momento. Como banda e individuo creo que estamos en constante evolución. Esa época que mencionas estuvo buena, fue una vuelta al trio después de muchos años. Si me das a elegir elijo el presente porque es con lo que más estoy conectado. Así y todo espero que lo mejor esté por venir.

Muchos preguntan por el Festi Pez. ¿Qué pasó con eso?
Ahora estamos con algo de nostalgia por el Festival. Pero en un momento nos cansamos de hacerlo pero por la responsabilidad de realizarlo. Estuvo bueno porque se le dio mucha identidad a algo que, para nosotros, comenzó siendo un chiste casi. Nos daba gracia hacer un festival en el cual nosotros éramos los principales, pero todo bien. Lo que pasa es que nos cuesta mucho organizar nuestros conciertos, imagínate lo que es con dos bandas más.  Tuvimos complicaciones con habilitaciones y esos vericuetos que  te desmotivan. No obstante, pasado el tiempo nos dieron ganas de volver a hacerlo. Nos movilizo el reclamo de mucha gente así que decidimos que hay que volver.

Al menos para el público era una posibilidad para descubrir nuevas bandas.
Igual esta vez creo que vamos a ir con bandas que ya han tocado, gente muy amiga. Pero está todo en veremos, aún.

¿Cómo será la presentación en Rosario?
La vez pasada que fuimos presentamos “Rock nacional” y fue un tipo de show pensado para un teatro (fue en la Lavardén) que lo replicamos en otras ciudades. El show de ahora será completamente distinto. Sera una adaptación de lo que es volver a un lugar más clásico para tocar rock. Nos metimos con material viejo y nuevo. El foco será la discografía de Pez.

¿Qué preferís, tocar en un teatro o en un lugar tipo bar como Pugliese?
Es como elegir entre tu mamá y tu papa (risas). Las dos están buenísimas. Cuando hacemos mucho en una, extrañas la otra. Cada una tiene lo suyo.

 

 

 

Escrito por:
José Luis Morelli
Hombre, 27 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo