Registrarme
Shows | Mie, 12 de Nov de 2008

Quilmes Rock 08 - Día 2 Ritual piojoso

 

Fecha: 8 de noviembre de 2008 – Hipódromo

Y el Quilmes lo hizo de nuevo. Otra vez, el festival de la cerveza cerró a pleno sábado su díptico de recitales que en esta –su tercera edición– tuvo a Los Piojos como banda encargada de hacer mover a la monada que, otra vez, le tocó disfrutar bajo la lluvia. Con la del sábado, fue la cuarta presentación del grupo de Andrés Ciro en Rosario en lo que va del año (dos en Newell’s, una en el Dixon que reventó las anticipadas y ahora en el Hipódromo). Y aunque el re-retorno de la banda a la ciudad parezca repetitivo, con un show que no difiere mucho a los de mayo pasado, a las casi 20 lucas de pibes que llenaron el predio del Parque Independencia les importó poco y nada.

Antes de las cinco de la tarde, cuando la tormenta ya amenazaba arrancó el día 2 del festival de la cerveza con Pabliko y Purple House a la cabeza. La banda rosarina, ganadora del concurso, aprovechó para presentar parte de Clase, su nuevo material de estudio. El tiempo del grupo arriba del escenario fue recortado debido a ajustes de último momento, reducción que también sufrieron todas las bandas que le siguieron. Luego Vudú realizó un repaso sus principales temas conformando un set homenaje al rock setensoso. Pegado a los pelilargos de jeans fileteados, asomó Popono (y no hace falta decir de quién se trata) con su particular figura y pidió: “Que llueva, que igual de acá no nos vamos”. Los Vándalos se ganaron la gracia del público y fueron sin duda, quienes empezaron a darle color de rocanrol a la tarde.

Bulldog, una banda curtida en esto de los festivales, por eso y por ser local se convirtió en la gran anfitriona, responsable de anteceder a los números grandes: Las Pelotas y Los Piojos. Con un show potente, el cuarteto rockero encadenó los hits de su carrera y demostró por qué es la banda rosarina con más presencia no sólo en Buenos Aires sino también en el exterior (hoy están de gira por México). “Más y más”, “Otra vez” y el clásico “Fatal destino”, fueron algunos de los temas del breve pero contundente set de los Bulldog.

Mientras, el VIP comenzaba a poblarse de casi famosos que querían ligar un sanguchito y un vaso de cerveza (no se vende en el campo porque la pibada se descontrola pero para los chicos bien con pulserita de invitado parece ser otra la historia). Ya con las primeras gotas de lluvia, arrancó el momento del grupo de Daffunchio sobre las tablas que, ya sin Sokol de partener, emprolijó su perfomance en vivo. La banda pelotera sacó a relucir sus dotes para la canción rockera y enseguida facilitó los climas intimistas con “Será”, “Esperando el milagro” y “Como se curan las heridas”.

Si el viernes la estrella del Quilmes fueron los 37 grados de sensación térmica, cielo despejado y sol de la tarde pegando en el lomo; el sábado Los Piojos tuvieron que compartir protagonismo con una insistente llovizna que se instaló en la noche del Hipódromo. El grupo de Andrés Ciro Martínez, revivió el ritual futbolero-rockero que bien saben conjugar con música. Banderas gigantes con el logo del bicho, chicas de flequillos subidas a los hombros de alguien que se pierde el recital y mucho público con el look rollinga, le dieron el marco a una noche empapada con lo más hitero del rock nacional. “Babilonia”, “Desde lejos nos se ve”, “Maradó” y “Civilización”, fueron los primeros temas que retumbaron con fuerza en una noche pasada por agua.

Los Piojos rinden siempre, y el sábado probaron que se bancan no sólo cuatro fechas al año sino que también le ponen el hombro a un festival entero. El Quilmes versión 08 apostó a lo seguro, con las bandas de siempre, con canciones de esas “que se saben todos”, con aquellos grupos que curten la filosofía del “aguante”, pero Los Piojos fueron algo más que el as de espadas de la grilla y se terminaron comiendo el cartel del festival. El público, fiel como pocos, transpiró la camiseta, siguió a Ciro en cada canción y quedó vagando, huérfano de más.

  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo