Registrarme
Entrevistas | Vie, 18 de Dic de 2015

`Nos consolidamos como banda gracias al vivo´


Coki Debernardi volvió a estar en boca de todos porque sacó un discazo como “Chico Dinamita Amor”. Y también porque se reivindica en cada presentación. Él y su banda. En realidad la banda que él acompaña, como así le gusta decir.  Y para coronar el gran momento cerraron el año con doble presentación en vivo en Berlín que registraron en un DVD.

César ya no es Coki. Aquel adolescente inconsciente pasó a ser el  padre de familia que siente y disfruta la adrenalina de salir a tocar, de disfrutar la música. Hoy es un melómano que disfruta de este bello arte. Es el que piensa cada palabra antes de pronunciarlas.  Hoy es el tipo que se para delante del micrófono para defender su carrera desde  “Todo lo que acaba se vuelve insoportable” (1988) a “Chico dinamita amor” (2015). Hoy es ya no es el músico de Fito sino el que ensaya con jóvenes músicos y que les permite que sean los comandantes  (y responsables) de los tremendos show que dan en vivo.

Por eso, aunque quizás no lo diga, se acerca su celebración de fin de año. En una charla con RosarioRock.com habló de estas cosas. Se lo notó muy feliz por las buenas críticas de su último  trabajo aunque las que más le importan “son las que te demuestra la gente en todas partes”; defendió a “su lugar en el mundo”: el escenario; habló del joven Coki en comparación al presente; de las malas condiciones que siguen existiendo en Rosario para tocar (que llegó a su límite con la tragedia de los chicos de Raras Bestias); de su amor por la música, la radio y hasta recordó sus tiempos universitarios.

¿Cómo recibiste las buenas críticas que recibió “Chico dinamita amor”? ¿Qué balances haces de todo lo que aconteció?
Me agradó mucho que haya gustado más a la gente que a la crítica. Es un lindo regalo para mí y para la banda porque hacía mucho que no grabábamos y no sabíamos cómo iba a resultar. Así que estamos muy felices por el cariño que nos demostraron en las redes sociales, en los conciertos y en todas partes.

¿Y desde lo musical?
Quedamos muy contentos. Y no hablo como solista sino por toda la banda porque eso somos. Musicalmente quedó el disco que lo queríamos hacer, quedó editado como lo queríamos editar y para nosotros fue un gran cambio. Lo mismo con el sonido porque queríamos “romper” la idea del anterior disco que tenía muchas guitarra y batería.

Se escuchan más teclados esta vez.
Hay mucho más teclados pero también hay guitarras. Están muy bien ubicados en distintos planos sonoros. Nuestro productor ubicó todo como queríamos, es todo más armónico.

¿Hoy en día te consideras un solista o un músico que integra una banda?
Yo estoy cantando para una banda ahora (ya ni siquiera toco la guitarra). Estoy muy respaldado por ellos. Se manejan solos casi. Muchas decisiones las toman ellos como banda. Y entre todos logramos el sonido que buscamos. Entonces yo me siento como si estuviera en una banda y es así. No me siento como solista.

¿Qué aporte te da el hecho de que sean músicos tan jóvenes?
Además de jóvenes son muy talentosos y se produce como un mix. Entre Miguel (Villalba, bajista) casi sumamos las edades de por lo menos tres chicos (risas). Son chicos que tienen mucha energía y eso es muy bueno. Creo que eso es lo que le da calidad y calidez a la banda a la hora de tocar en vivo.

¿Qué disfrutas más tocar en vivo o grabar un disco?
La verdad no disfruto mucho grabar, no me agrada demasiado. Me gusta mucho el vivo. Este año tocamos mucho y el sonido que logramos, se debe a que se tocó mucho. Esa química y unión nuestra, la logramos a fuerza de shows. Gracias a eso se nota que somos una banda consolidada.

En definitiva el lugar del músico siempre será arriba de un escenario.
Para mí es mi lugar en el mundo. Ya cuando voy subiendo al escenario me voy transformando en esa persona que quiero ser en el mundo. Es el lugar donde quisiera estar siempre.

Se viene una nueva grabación de DVD. Esta vez en el Berlín Café.
Vamos a grabar todo "Chico Dinamita Amor" para ver cómo suena.  Estará  a cargo de Maximiliano Conforti y Agustina Paganini. Son dos amigos que hace tiempo están trabajando con nosotros en todo lo que tiene que ver con las fotos y ya son parte de la banda casi.

La última vez grabaste DVD en McNamara. Ahora lo haces en Berlín que también es un lugar pequeño. ¿Lo haces por algo en especial o es una simple coincidencia?
Fue una casualidad. Queríamos registrar un show en vivo cerca de la gente y eso nos da una energía distinta y que nos gusta mucho. Me lo imagino como ver un concierto desde una computadora pero estando ahí en el lugar.

¿Qué cambió de aquel joven Coki de Punto G al César Debernardi que hoy toca en una banda y acaba de sacar un disco como "Chico Dinamita Amor"?
Son dos etapas diferentes de la vida. Cuando empecé con Punto G era un adolescente  que no sabía dónde estaba parado y de repente nos encontramos tocando en lugares grandes y grabando tres discos. No tenía mucha conciencia de lo que hacíamos. Hoy por hoy ya no pasa eso. Me gustaría tener la conciencia de ahora a la de cuando estaba en Punto G.  Quién te dice a lo mejor alguna vez nos juntamos.

¿Cómo ves la movida rockera de la ciudad en comparación con aquellos tiempos. ¿Qué cosas mejoraron y cuáles no?
Las condiciones para tocar siguen siendo muy precarias. Lamentablemente tenemos el caso de los Raras Bestias y le pudo haber pasado a cualquiera. Y eso es una estupidez tan grande, que alguien se pueda morir en un escenario, que no entra en la cabeza de ninguno de nosotros. Por otro lado, desde lo musical, hay cosas muy buenas, muy actuales. Las bandas graban por el placer de grabar su música y no por lo comercial.  Hay muchos discos buenos, sellos independientes. Y sobre todo con una calidad muy grande. Eso está muy bueno. 

Te mantenes actualizado con la bandas locales.
Sí, me la paso escuchando bandas de ahora y me gustan muchísimo.

¿Qué te gusta más, escuchar o tocar música?
Yo vivo en permanente estado de música. Me levanto y escucho música, ensayo, veo grupos en vivo cuando puedo. No concibo otra cosa que estar rodeado de música.

Muchos saben que estás haciendo radio ahora (en Radio Sí). No puedo dejar de preguntar sobre qué lugar ocupa en tu vida ese medio de comunicación.
Ya desde cuando vine a Rosario empecé a hacer radio. Siempre tuve una gran relación. Trabajé muchos años en Rock & Pop Rosario (en el programa La noche de Bárbara y Dick). Me gusta estar desde los dos lados: con un micrófono y fuera de la radio. Incluso como DJ. Es una cosa muy linda.

Sos oriundo de Cañada de Gómez y llegaste a Rosario para estudiar Bellas Artes. ¿Cómo aconteció la vida universitaria en tu vida y/o formación?
Es sin dudas una de las etapas más lindas de mi vida. Es muy linda esa etapa. Fue una etapa de mucha apertura, mucha libertad, mucha locura de los `80 en Rosario. Es un lindo ámbito de encuentro, de discusión, peleas y de educación que está muy bueno.

¿Sos partidario del pensamiento retrogrado que se la pasa alabando al rock de los 70?
Y bueno, hay de todo. Una gran parte del rock de verdad pasó en los setenta (aquello que se conoce como “música rock and roll”). Después todo lo que vino fue una evolución y hay cosas muy buenas.

Spinetta decía que "el rock es abrirse a una percepción más completa del universo" ¿Coincidís con esa visión?
Si, absolutamente. Cualquier cosa que diga Luis, así diga “que hermoso día”, voy a estar con él (risas).

Para cerrar. Si tuvieras que elegir la banda de sonido de tu carrera ¿cuál elegirías?
No sé si puedo hacerlo. Es muy difícil elegir eso porque hay mucho por decir. Te podría nombrar a The Cure o Joy Division pero hay un montón. A medida que van a pasando los años van cambiando esas cosas. Podría elegir la camada británica de cuando empecé con Punto G.

Escrito por:
José Luis Morelli
Hombre, 28 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo