Registrarme
Entrevistas | Vie, 9 de Oct de 2015

Karamelo Santo antes de su último show


Se acerca el corte final y como en cualquier despedida, todo se hace más difícil. En una cruzada de sentimientos tristes y alegres, se acerca el final de una banda que por más de 20 años supo conquistar el corazón de sus seguidores marcando un estilo con el ska y el reggea argentino. 

Karamelo Santo decidió ponerle final a su nombre y lo hará sobre los principales escenarios del país. En Rosario lo harán en Pugliese junto a Carmina Burana el día sábado por la noche. 

En la previa, Diego Aput, bajista y miembro fundador, dialogó a con fondo con RosarioRock.com. Intentó describir sus emociones con respecto a la banda, lo que deparará de su futuro y del resto de sus compañeros y, por supuesto, agradeció el cariño de sus seguidores. También tiró consejos para aquellos que se inician en el mundo de la música y recordó al ex integrante Goy tras su poco claro alejamiento de la banda. 

¿Cómo surgió la idea de esta gira/despedida y cómo se prepararon para este momento?
Hace mucho que estamos como banda y, como nos pasaron cosas muy buenas y muy malas, decidimos tomar esta decisión. Lo más duro fue, si bien ya pasó tiempo, la disputa por el uso del nombre. Fue lo más difícil que nos tocó manejar. Es feo no poder usar el nombre y tener nuestra propia identidad. Es una injusticia no saber o no poder decirle a alguien quiénes somos. Entonces como había demasiado desgaste con esta cuestión decidimos cerrarlo con la mejor onda y lo más arriba posible. Es por una cuestión de respeto hacia nuestra gente también.

En definitiva se trató de defender la historia de la banda.
Sí, porque nosotros hace muchísimos años que estamos con esto y lo hacemos con todo el amor del mundo. Entonces cuando nos encontramos que hay gente que le molesta que nosotros sigamos, decidimos esto. Como la banda se caracteriza por el mensaje que ofrece y por la  postura que tiene con la vida, decidimos ser coherentes con nosotros mismos. No cantamos boludeces.

Más allá de estos asuntos, hoy por hoy cómo definirías a la banda. ¿Crees que dejaron algún legado en el movimiento del reggae y el ska nacional?
Creo que Karamelo ha sido la idea de un montón de gente que pasó por la banda (músicos o no) que quería simplemente mostrarse tal cual es y no caretearla.
Siempre trabajamos así. Creo que nunca vamos a dejar de ser los Karamelos, incluso terminando con la banda. Por eso creemos que lo más sano es darle un final y evitar peleas o situaciones indeseadas. Que el legado que tenga se mantenga vivo con la mejor imagen. Preferimos arrancar de nuevo con la misma filosofía, apostar al futuro, con buenas energías y no entrar enredos que no permitan crear.

¿En lo personal que deparará de tu futuro como músico?
Como fue un año intenso nos costó imaginar que será después de que terminemos en octubre esta gira. Nos demanda mucha energía y no nos da tiempo para trabajar en otros proyectos. Pero no tengo duda que con Piro y Lucas vamos a seguir haciendo cosas. Creo que tenemos muy buena comunión para hacer un montón de cosas.

¿Cómo es subirse a un escenario sabiendo que va a ser la última vez que vas a tocar esas canciones que tanto te marcaron?
Lo más fuerte fue en Mendoza porque soy de allá y donde más trascendencia tiene la banda. Fue como la final del mundo. Con mucho cagazo. Y con gente que ya no iba a los conciertos pero que se acercaron para acompañarnos en la ultima. Fue hermoso en verdad. Lo tomamos con alegría pese a todo.

¿Cómo es el paso de una ciudad del interior (Mendoza) a Buenos Aires y qué consejo le darías a aquellas banda que están comenzando a transitar sus primeros pasos?
A diferencia de nuestra época, hoy por hoy, lo que marca es la comunicación. Antes, ir a Buenos Aires era para ver si llegabas a algún lado. Hoy creo que tenés otra chance. Se ha dado un paso gigante. Vos podes trabajar y mostrarte bien, y ahí evalúas si ya estás para ir a Buenos Aires. Ya no existe el riesgo de salir perdiendo. Hoy se banca más y mejor. Me parece que la clave es la comunicación. En todo sentido incluso. El consejo es laburar donde te sentís cómodo y cuando te suena que tenes que ir a Buenos Aires, es cuestión de tenerse confianza entre todos.

¿Cómo quedó la relación con Goy, ex cantante y fundador de la banda?
Yo estoy ultra decepcionado con él. No lo volví a ver más incluso. Se dedicó a hacer las cosas mal. Este final incluso tiene que ver con él. Por su modo de actuar desde que se fue hasta ahora. Molestó que se haya ido y que después apareciera pidiendo lo que era de él como si nada. Su partida la aceptamos pero lo que hizo después, molestó. Decir que él es Karamelo es algo que nunca hubisiemos imaginado. Es una decepción muy grande porque confiamos mucho en esa persona durante muchos años.

¿Qué tal es la reacción de la gente?
Al principio con tristeza, obviamente, y después al contrario. Como nos ven disfrutando este camino, liberando tensiones y sembrando un nuevo camino, se hace más ameno y positivo. Creemos que el futuro será difícil pero arrancaremos sanos y lejos de los vicios de una banda de 20 años de trayectoria. Volveremos ser gente mas feliz, mas creativas, más clara.

Como para ir cerrando ¿cuál tu tema preferido o cuá seria aque te represente estos años de Karamelo santo?
"Colocon"
del disco Karamelo Santo.  Esa me gustó desde el primer día. Tiene ese recorrido. En una frase resume lo que nos pasó desde los 90 hasta esta parte. Elegiría esa como representativa de nuestro camino recorrido.

Los imagino muy felices de poder coronar esta fiesta compartiendo escenario con los amigos de Carmina Burana. 
Me parece que es la mejor manera de hacerlo.  Vamos a Rosario porque ellos nos dieron una mano gigante. Algo que agradeceremos siempre. Gente con que caminamos muchos lugares y que admiramos mucho. Yo colabore en su primer disco y me parece una banda hermosa. Decir “adios” juntos es un premio que nos damos.


Escrito por:
José Luis Morelli
Hombre, 27 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)