Registrarme
Entrevistas | Vie, 11 de May de 2018

`El blues puede ser triste, pero también alegre´

 

Su música tiene varios condimentos, rescatan lo mejor del funk, rock, reggae o hip hop. Pueden ser metal o pop, y su último disco lo pensaron en clave de blues. Living Colour fusiona todos estos géneros con una gran versatilidad y un estilo propio. Este combo musical de raza negra emergió en la escena musical de Nueva York en la década del ´80 y, más allá de un intervalo de cinco años, sobre finales de los noventa, se ha mantenido unido hasta la actualidad, y vuelve a la carga con “Shade”, su sexto disco de estudios, y una gira que los trae nuevamente por Sudamérica.

Dentro de esta excursión por el sur del continente, Living Colour volvió a Argentina y se presentó el sábado 12 de mayo en Groove de Capital Federal, y el domingo 13 en Rosario. Fue la cuarta vez de los neoyorquinos en la ciudad, después de sus shows de 2007 y 2009 en Willie Dixon, y de 2013 en Club Brown. La novedad es la publicación de “Shade”, en septiembre de 2017, trabajo que llega ocho años después de “The chair in the doorway" (2009) y que venían anunciando desde 2014. Finalmente vio la luz el año pasado, en el medio hubo problemas con sellos discográficos y managers, que demoraron la salida del disco.

Antes del show en el Vorterix local, el cantante Corey Glover, desde Nueva York, charló telefónicamente con RosarioRock.com. En el comienzo de la conversación, y consultado sobre la gestación del disco, Glover explicó que "tuvimos la idea de hacer un disco de blues. Nos llevó un tiempo hacerlo bien, decidir dónde queríamos ir exactamente con este trabajo. También, durante el proceso, tuvimos problemas con los managers, asuntos con las compañías, pero tratamos de asegurarles a ellos que sacaríamos el disco. Fue un proceso largo y doloroso, pero estoy muy feliz con lo que logramos."

A la hora de describir musicalmente el nuevo álbum, el cantante resaltó la visión que su banda tiene del blues, y destacó su lado más positivo y alegre. "Es la forma de ver el blues de Living Colour, en un momento en el que el blues se necesita mucho. La gente cree que el blues se trata de estar triste, melancólico y herido, y esa es una parte de ello. Pero creo que mucho más importante es la celebración de lo que está pasando en tu interior, la celebración de saber que no estás solo en este mundo, te sientas de la manera en que te sientas. El blues puede ser triste, pero también puede ser alegre. Puede tener enojo, o puede tener determinación, ser fuerte. Lo vemos de una forma diferente, algunos dicen que todo lo que tenemos es tristeza, pero es la manera en la que el mundo está funcionando en estos tiempos. No tienen esperanza."

El sexto disco del grupo, para el cual trabajaron con el productor Andre Betts, vinculado al hip hop, tiene diez temas originales y tres covers, entre ellos "Preachin´ blues" de Robert Johnson, que venían tocando en vivo, e "Inner city blues" de Marvin Gaye. El tema de Johnson fue un disparador para el resto del disco, y Glover comentó sobre el origen de su elección que "lo de Robert Johnson comenzó todo el proceso del disco, nos propusieron tocar en una celebración por los cien años de su nacimiento. "Preachin´ blues" fue una de las canciones que tuvimos que tocar. Nos sentimos muy bien tocándola, la sentimos apropiada para nosotros, y nos dio la idea de hacer todo un disco de blues, de sobre cómo lo interpretaríamos."

El tercer cover es "Who shot ya" de The Notorious B.I.G., que habían lanzado como EP hace dos años, y trata sobre las armas de fuego. Un tema de debate, que parece no tener solución en Estados Unidos, donde siempre hay masacres en escuelas o lugares públicos que se llevan vidas inocentes. Sobre este tema, el cantante piensa que "las armas no son necesarias en los lugares públicos (risas). Son instrumentos de guerra, de destrucción, y esas cosas tienen su lugar, la guerra y la destrucción tienen sus lugares. No pertenecen a las escuelas públicas, no pertenecen a las calles. Mi opinión de las armas, es que hay demasiadas, y responsabilizo a la gente en cómo tratar con ellas. El problema es la producción y el comercio de armas, eso seguro, pero también la idea de la gente de lo que las armas significan. Mira una película cualquiera, no importa qué género, siempre alguien tiene un arma. Las armas están por todas partes, y no son necesarias."

En las estadísticas que muestra el video, se demuestra que hay muchas más víctimas por armas que por terrorismo, y también se alerta sobre las probabilidades de los negros y las mujeres...
¿Qué hemos hecho como sociedad? No sé si es una verdad para todas partes, pero por lo menos para acá, que decidimos que cualquier solución para un problema es con un arma. Si estás en una discusión o pelea, la solución para solucionarlo es un arma, que va a destruir a alguien. Eso no es necesario, nunca lo fue.

La banda se formó en 1984, pero este año se cumplen 30 años de Vivid, primer disco del grupo, que fue un éxito para la banda, con el hit "Cult of personality" y las canciones producidas por Mick Jagger. ¿Cómo recuerdan la grabación del disco y los primeros años del grupo?
Fue muy interesante. En los comienzos, éramos básicamente una banda que la peleaba, tocando a nivel local, nos hicimos de un público al que le importaba y le gustaba lo que estábamos haciendo. Estábamos haciendo demos, grabando para mostrar a las compañías. Afortunadamente, Mick Jagger supo de nosotros a través de Doug Wimbish, que ahora es nuestro bajista. Doug le dijo a Jagger acerca de Living Colour, él se interesó, grabó y produjo dos canciones, y nos ayudó a conseguir un contrato discográfico. Si miramos atrás, parece que pasó todo de la noche a la mañana, pero fue un año de luchar para firmar con el sello. Un año de ir y tocar por todo el país, tratando de que la gente nos escuche.

¿Cómo era la movida musical de Nueva York en esa época? Tocaron mucho en el CBGB, ahí estrenaron "Cult of personality", tienen un disco en vivo de 2005, y también volvieron a tocar en el año 2000, cuando se reformó la banda…
Sí, es triste que el CBGB no exista más. Era nuestra casa afuera de casa, prácticamente vivíamos en ese lugar. Ahí aprendimos a tocar "Cult of personality", ahí pulimos nuestras habilidades, fue un lugar mágico.

 

Escrito por:
Martín Kekedjian
Hombre, 39 años
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo