Registrarme
Shows | Lun, 8 de Sep de 2008

Los Peyotes ¡Ay qué buena está la fiesta mamá!


Fecha: 5 de septiembre de 2008 – El Sótano
 
Esta fiesta clandestina, ya popular y esperada en la ciudad, hizo escala en El Sótano para revivir lo mejor del new wave. La noche empezó de la mano de Dj Dead Toy quien paso lados B de Depeche Mode, algo de Placebo y Demonios de Tasmania, y hasta se animó a poner temas de bandas locales como Daddy Rocks y Sinapsis.

Luego de haber dejado las tablas por un tiempo, Los Pilotos se presentaron en formato cover. Bajo el nombre de Roots Rock Rebels deleitaron a los presentes rememorando temas de The Clash.

Su repertorio arrancó con un bajista suplente ya que el oficial se había quebrado el brazo. Pero se ve que con el pasar de los temas, su adrenalina y ganas de tocar fueron en aumento y con yeso y todo se calzó el bajo.

Entre su lista de temas de la íconica banda post-punk las que más resaltaron fueron “White riot”, “The guns of Brixton”, “Train in vain”, “Rudy can’t fail”, “I fought the law”, “Should I stay or should I go”, “Clash city rockers”. Algunos fanáticos clasheros intentaron avivar un humilde pogo mientras otros asentían conformes con el puño en alto.

Hasta ese momento, todo parecía muy sereno hasta que llegaron Los Peyotes, quienes ocasionaron un corte tajante en la New Wave. ¡Que comience el jolgorio! Con un halo ácido y psicodélico y respetando una línea en la vestimenta, al mejor estilo garage, hicieron su feroz aparición. Emulando salvajes cavernícolas con sus chalecos de piel y sus collares de huesos a lo primitivo, El Sótano se convirtió en una cueva caótica.  

Esta banda de Buenos Aires, pero fieles a sus raíces pseudo-peruanas (ya que su origen es un enigma indescifrable), está conformada por David Peyote (alarido mayor y maracas), Rolando Bruno (guitarra y alaridos), Oscar Hechomierda (bajo y alaridos), Víctor La Pantera (órgano Elka y alaridos) y Pablo Bam Bam (batería y alaridos). Juntos son entre una mezcla de rito satánico, una congregación de pyscho-zombies extraídos de una película de terror clase Z y una hermandad que le rinde culto al salvajismo.

Su sonido crudo, sus voces desgarrantes y sus instrumentos filosos hipnotizaron a las masas, quienes revolucionaron su esqueleto apenas se esbozaron los primeros acordes. El hechizo peyotiano hizo efecto al instante, su alucinógeno musical causó sensación, haciendo a la numerosa concurrencia sacudir sus huesos al son de “Conexión” (donde bastó un grito de “psychoooo” para que el escenario se transforme en pura esquizofrenia), “Fuego” (momento en el que David Peyote se encarnó en el mismísimo Dios del fuego y ardió de fiebre de delirio) y “Te pegaré” (creando así un movimiento en defensa del sado, ¿quizás?).

Los Peyotes
representan una mezcla garage-psycho-punk latino. Sobre el escenario, cada uno parece estar inserto en su personaje. Por un lado, David Peyote sacudiendo ferozmente sus maracas a lo loco, mientras Víctor La Pantera azota a puñetes su Elka, consiguiendo un ritmo trémulo. Cabe destacar que su órgano Elka suena como uno de los tétricos de las iglesias, ingrediente que le aporta un matiz sombrío, propio del psycho. Por otro lado, están Rolando Bruno y Oscar Hechomierda con sus instrumentos cuerdas con forma de ataúd, muy a lo Fuzztones. Y el broche de oro: Pablo Bam Bam, el osadísimo batero, que mientras tocaba bailaba frenéticamente y hasta tenía aire y tiempo para fumar un cigarrillo. ¡Algo nunca antes visto!

Pero el momento culmine de la noche se hizo carne en “El humo te hace mal” y “Bdaaa!!!”, dos temas que los representan a pleno. Con un sonido sucio, desprolijo y rasposo que encantó a los new wavers.

Ni bien terminó el rock de clase B de
Los Peyotes, Dj Eloy tomó el mando de la fiesta y cerró la noche convidándole a los presentes los mejores referentes del New Wave como The Kills, B-52’s, Blondie y más dosis de The Clash.
  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo