Registrarme
Entrevistas | Mie, 27 de Jun de 2007

Degrade Antes de la presentación oficial de La Hora Azul, el líder de Degrade habló con Rosariorock.com



La Hora Azul es el nombre del esperado disco de Degrade. Si bien todavía no está en las disquerías (los problemas energéticos actuales perjudican el trabajo de la compañía en cuestión) los temas de este reciente material se pueden escuchar en el blog de la banda: http://degradeblog.blogspot.com/

Antes de la presentación en sociedad, Nahuel Marquet se acercó hasta la oficina de Rosariorock.com para hablar un poco sobre este ansiado cd y sobre lo que sigue para el grupo de ahora en adelante.

¿Estás conforme con este nuevo disco?
Sí, la verdad que sí. Muy feliz. Todas las cosas que te hacen bien en la vida se hacen esperar, requieren cierta maduración y no pasan siempre porque sí. Quizás este disco lo tendríamos que haber sacado hace un año atrás, por eso hicimos un par de EPs, como para publicar algo. Pero salió ahora porque hoy es el momento de maduración de la banda. Si bien veníamos de un momento lógico de quienes pretenden persistir en el tiempo durante 15 años o más, momentos difíciles que son inevitables de atravesar, a veces se llega a un punto en el que la cosa medio que se cae y después empieza a levantar. Llegamos a este disco después de todo un oleaje y no es porque sí que sale hoy, era la maduración y el tiempo que requería. También necesitábamos que los músicos nuevos (Alvaro Manzanero en batería y Cristian Villafañe en bajo) se asentaran en el grupo y que pusieran tanta fuerza como nosotros, los que venimos de antes. Creo que es el momento justo para que salga este disco. Artísticamente es el disco que todos queríamos y nos deja contentos a todos.

Escuchando el disco, más allá de que tenga el sonido Degrade, por ahí también se nota que buscaron algo distinto. Es decir, es más pop-rock crudo y tiene los arreglos que tan bien los identifican pero como que están más "cuidados"…
Sí, están como más metidos en un contexto, ¿no? Cuando escucho el primer disco de Degrade, cuando lo soporto (se sonríe), uno se da cuenta que había muchas cosas que se daban de un modo forzoso a los discos, a las canciones. Antes tenía tal idea y tenía que entrar de cualquier modo. Creo que en este momento pasa por ahí la maduración de la banda, porque llegamos a que la canción pide lo que necesita, y si no, lo expulsa. En música lo que no suma, resta. Pero hasta que uno lo entiende y lo puede poner a prueba, es otra cosa. El acierto nuestro en este disco es justamente ése: la canción pedía lo que necesitaba.

¿El disco encierra un concepto desde el primero al último tema? Me parece que algunos se complementan muy bien entre sí.
Sí, aunque no fue pensado. Pero creo que de hecho podría decir que no pasa eso. Uno viéndolo en contexto, le puede encontrar un espíritu general. Pero creo que a todo buen disco se le encuentra un discurso propio o un hilo o una vibración que atraviesa todo. Creo que en general este es un disco tal como dijiste antes: de pop-rock crudo, de guitarras, sin maquillajes. Hay una toma de guitarra, dos a lo sumo; y en vivo va a ser así. No fue un disco superpoblado de detalles para después ir al vivo y que después suene "chiquito" de arreglos. En las sensaciones me parece que es un disco más relajado, que mira hacia la luz, como en el arte gráfico. Tiene buena vibración y esperanzado. Ahí sí se podría decir que está el nivel conceptual. "La hora azul" tiene que ver con eso, es una hora mágica en que se detiene un poco el tiempo. Y "Conciencia", una de las canciones, habla un poco de eso. Cuando uno escucha una canción, cuando uno va a ver un show, está generando algo místico en relación al tiempo.

Incluso si lo llevo al plano de Degrade también se puede relacionar con esa "hora azul", porque hacía tiempo que este disco era muy esperado y se tomaron su tiempo para editarlo. Y también se podría interpretar como una idea apartada del consumismo musical de ahora, donde la música parece prefabricada, masticada y digerida; lista para consumirse rápido y pasar a otra cosa.
Estoy muy de acuerdo con lo que decís. Creo que este disco te invita a escucharlo entero, no es largo, no es pesado y no sé… En ese sentido es lo que vos decís. Por ahí ahora en esta cosa masticada y digerida, en general ya no se escuchan discos enteros. Salvo la gente que se dedica eso, a hacer música. Pero me parece que hay una cultura del corte difusión, ¿no? Este disco empieza de un modo que tiene coherencia. La guitarra con la que empieza "Flecha" no está ahí porque sí: te dice que empieza un disco de guitarras. Incluso termina diciendo: "pienso en vos, creo en vos". Lo dice por algo. Es decir, desde el principio al fin el disco te invita a hacer un recorrido.

 A eso me refería con lo de la obra conceptual…
Sí, ahora sí. Lo que pasa es que en este tiempo se le teme un poco a esto de lo conceptual. Si bien nunca lo pensamos así, terminó saliendo así. Me parece bien, hay muchas cosas a las que hay que perderles el miedo. Creo que Degrade es lo que es porque aprendimos a perderle el miedo a ciertas cosas; como no renegar de las influencias, por ejemplo.

¿Ese "perder el miedo" tiene algo que ver con dejar de lado el temor a estancarse? Te lo pregunto porque los EPs que editaron a lo mejor tuvieron que ver con eso, con la necesidad de "tener que sacar" un disco cada año, año y medio.
Sí, es así. Hoy si me pongo a pensar, el disco sale ahora porque sí. Hubo que pasar por todo ese camino. Si yo hubiera actuado con miedo, lo hubiera sacado antes, a los ponchazos. Y eso con cualquier batero y con cualquier bajista. Creo que hay que aprender a entender que cada cosa tiene su tiempo.

¿Te resulta difícil componer?
No, para nada. Pero sí es más difícil discernir entre lo que sirve y lo que no. Me cuesta tirar y a veces valorar. Por eso es muy bueno laburar en bandas, porque se da que las ideas cambian y mutan. A "Trenes" lo venía trabajado desde hace mucho tiempo, más que nada con la letra, y entró en la banda y se aceleró el trabajo. Me encontré por entrar a grabar las voces sin la letra y en una semana la banda misma lo resuelve. Si bien la letra la terminé yo, el grupo empuja y le pone un sentimiento que te va dictando lo que tenés que decir.

¿Quedaron temas afuera de este disco?
No. Lo que grabamos quedó. Fue un proceso largo, de mucho ensayo y de días en los que terminábamos de ensayar, salíamos a tomar algo y era "la hora azul". En esos días de ensayos largos, se decidió trabajar sobre ciertas canciones y dijimos: son doce. Y de ahí en más trabajamos esas doce, las ensayamos y grabamos. Después entró Franco Mascotti (productor musical) y terminó el proceso de sonido, la edición general del disco. Hizo un trabajo muy importante, también desde lo humano, porque terminamos haciendo un trabajo relajado. Nos sobró tiempo en Circo Beat y acá el laburo fue muy tranquilo. Una ventaja de este disco es que hila menos fino que los otros. Está pensado así, mucho más tranquilo. Y eso se nota.

¿Cómo preparan el show del sábado?
Pensamos tocar todo el disco, no sé si en orden o todo junto. Me parece que sí, hicimos una buena lista de temas en el disco como para poder tocarlo así. Después tendremos algún momento acústico, medio sorpresa. Y lógicamente incluir los temas de los otros discos que es algo inevitable. Pero hace rato que espero la fecha de este sábado. Después hay que seguir tocando donde se pueda, no parar de tocar constantemente.

  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo