Registrarme
Entrevistas | Vie, 25 de Nov de 2011

Kapanga 16 años, un millar de shows y la misma emoción de siempre


Cuando un músico está de luto es difícil de entrevistar, sobre todo si las preguntas giran en torno al festejo, a la alegría y están orientadas a recordar viejos y buenos momentos arriba de mil escenarios. Maikel, guitarrista de Kapanga, tiene la voz entrecortada y, como cualquier persona que acaba de perder a un ser querido, se confunde los tiempos verbales al referirse a un amigo que perdió hace poco: “Horacio es, digo, fue un gran músico y un muy amigo nuestro”, se corrige mientras intenta que le salgan las palabras anudadas que se le arman en la garganta de solo pronunciar su nombre.

Maikel está triste y en realidad la actualidad de la banda en la que toca hace 16 años lo único que tiene son motivos para descorchar champagnes y festejar en grande. Después de una tonelada de discos exitosos, un público que los acompaña fielmente, están cerrando el 2011 haciendo una gira inmensa para conmemorar los 1000 shows que han hecho en su historia como grupo.

Mil shows no es poco y Maikel recuerda cada uno de ellos con cariño y nostalgia. Se ríe mientras rememora viejas anécdotas, muchas en las cuales está presente su viejo amigo Gamexane: "Compartimos muchísimos recitales juntos y recuerdo puntualmente una vez que me invitaron a tocar con ellos “El Féretro” en un show porque yo les había comentado que era el primer tema que había aprendido a tocar en el bajo. Fue un momento único y lo atesoro en mi mente. También recuerdo las noches en el Salón Pueyrredón tomando copas y hablando con amigos. La verdad que lo voy a extrañar muchísimo."

Maikel se aclara la voz y después de un pequeño homenaje a su amigo en esta conversación, hace un suspiro largo y, en un esfuerzo muy grande, cuenta un chiste y cambiamos de página. Este fin de semana Kapanga llegó a Rosario por segunda vez en el año para sumar un nuevo show a su larga lista. Antes de pisar nuevamente el viejo Dixon, el músico charló con Rosariorock.com sobre algunos y muy especiales shows entre los mil.

Vienen de festejar en grande sus 15 años en un gran recital el año pasado...
Sí, el año pasado tocamos en Malvinas Argentinas con Fantasmagoria y Gran Martell que, si bien son bandas que no coinciden con nosotros en estilo, son amigos y quisimos invitarlos a ellos a participar del festejo porque los admiramos y queríamos mostrarle a nuestro público las bandas que nos gustan escuchar. Hicimos un show largo de casi tres horas y nos dimos algunos gustos. Además lo grabamos y tenemos pensado editarlo, pero no para vender sino para distribuirlo gratuitamente en la red para que la gente lo tenga como un recuerdo.

¿Se imaginaban llegar a cumplir tantos años de trayectoria?
La verdad que no. Cuando empezamos tocábamos en la playa, en lugares chiquitos y de ahí fuimos creciendo. Al principio la meta era tocar en Cemento, lugar por el que habían pasado todos nuestros ídolos como Sumo, por ejemplo. Y cuando llegamos ahí quisimos un Obras y estando en Obras ambicionamos con un Luna Park y recorrer el país, de ahí a visitar otros países. Fue de a pasos y no nos dimos cuenta hasta dónde estábamos llegando.

En el marco de la gira de los 1000 shows la semana pasada tocaron en Obras, ¿cómo resultó volver a ese legendario lugar para tocar?
Para nosotros es el Cemento grande y después de tantos años cerrado fue muy lindo volver a usarlo porque más que un estadio es un espacio cultural. Muchos grupos pasaron por ahí y tiene mucho peso emocional y festejar ahí los mil shows fue muy importante. En realidad, tiene más valor haber tocado mil veces en millones de lugares distintos que cumplir cierta cantidad de años como banda. En esta gira aprovechamos para replantearnos los shows y quisimos incluir viejos temas, ampliar el repertorio, segmentar un poco la historia de la banda y hacer un poco de cada uno de esos mil recitales que hicimos en todos estos años.

¿De esos 1000 shows hay alguno que recuerdes con más cariño que otro?
El que recuerdo con más cariño fue el primer Cemento porque era a donde yo iba a ver las bandas que me gustaban. El primer día que tocamos llegué muy temprano a la prueba de sonido, me compré un trago y me senté en un escalón que daba al frente al escenario y me quedé un rato disfrutando eso e intentando comprender lo que estaba viviendo.

Estuvieron tocando hace poco en México, otro de los tantos shows en la historia de Kapanga. ¿Cómo estuvo esa gira?
Fueron 20 días de gira por el interior de México. Visitamos muchas ciudades y la gente nos recibió muy bien en cada una. No tienen prejuicios con los estilos musicales, van a los recitales con ganas de divertirse y entre todos hacemos un gran momento. Además nos cruzamos con bandas amigas y pudimos tocar con Los Autenticos Decadentes, con Babasónicos y Caligaris.

Fueron varias veces a tocar a México, ¿alguna fecha que recuerdes más que otra?
Hace cuatro años fuimos por primera vez y los Auténticos Decadentes nos invitaron a tocar con ellos en Monterrey. Fuimos con mucha incertidumbre porque iba a ser el primer show, la gente no nos conocía, no sabíamos bien qué esperar y nos sorprendimos muchísimo, sobretodo cuando tocamos “El Universal” porque explotó todo y parecía que estuviéramos tocando acá. Volvimos muy contentos.

Hablando de shows en general, ya se anunció la grilla del Quilmes Rock para el año que viene y hubo muchas críticas por el valor de las entradas y hace algunos meses que también se viene debatiendo las divisiones de los estadios con el campo y el campo VIP, ¿Qué opinión tienen ustedes sobre que el rock en vez de ser cada vez más popular y accesible para todos, sea limitado y accedan solo los que más tienen?
Todavía no participamos de ningún festival con esas limitaciones así que no analizamos que haríamos en esa situación. Sin embargo no me parece bien y no me gusta que sea así. Es horrible y genera más división. Arruina a la música porque no tiene nada que ver con ella, sino que es un negocio sucio que se arma en torno a ella.

¿Cómo va a ser el show que tienen preparado para este fin de semana en Willie Dixon? La gente por medio de las redes sociales les pide que toquen ciertos temas, aprovechando el repaso que están haciendo. ¿Tendrán suerte?
Va a ser similar al show de Obras, con un repaso de los viejos temas. Habrá un popurrí de canciones. Queremos hacer pedacitos de muchas para poder tocar la mayor cantidad y no colgarnos y hacer 80 canciones. Si bien esta fecha es por los mil shows, tampoco queremos hacer un recital idéntico al del fin de semana pasado, así que rescataremos otros temas viejos, total tenemos muchos discos para elegir.

Kapanga tiene muchos recitales en su historial, conoce más escenarios que muchas otras bandas y sabe reconocer unas buenas tablas en las cuales tocar. Habiendo tocado tanto, tienen para dedicarle cada show a cada persona a quien le tienen aprecio, si aún no le dedicaron un recital a su amigo Gamexane, tal vez sea el de este sábado, el elegido para conmemorar al gran músico y recordarlo en el lugar indicado: un escenario.

Kapanga - "Rock":

  • Comentá usando facebook ()
  • Comentá usando RR (0)
Usuarios a los que les gusta el artículo